martes, 19 de diciembre de 2017

¡A TODO TRAPO!

No se la puede quitar de la cabeza. La vio en aquel salón tanguero del barrio de Almagro. Llevaba un vestido negro, el cabello color miel sobre un costado del rostro, escondiendo uno de sus ojazos. Custodiada por un bacán, robusto y engreído que vestía elegante y parecía vigilar todo el tiempo junto a otros tres fulanos que le hacían la guardia.

Abre el ropero y saca el único traje que tiene, la camisa celeste clara, los zapatos negros brillosos.
Se pasa un poco de colonia barata por el pelo engominado. 
"Un día de estos, va a comprar una de las que vio en la perfumería del barrio" Sonríe, mientras se viste.
Sale, la noche está tibia. Camina hasta la esquina. Al abrir su cartera, el boleto de la última carrera lo mira burlón. Piensa en los pesos que se le piantaron junto con las ilusiones, y lo perejil que es, al creer que algún día ganará su apuesta, tendrá mucha guita y podrá escapar de la mishiadura.
Hace señas al primer taxi que ve.
─ ¡Hasta San Telmo maestro! Vamos por la avenida San Juan y me tira por ahí.
─ Ta bien muchacho.
─ El tránsito está un poco pesadito por la noche del viernes vio, la gente sale más. 
El taxista, busca conversación, pero él está con la mente en otra parte
─ En la cuadra que viene está bien, aquí me quedo Don.
Camina nervioso hasta la puerta de la milonga. La música a todo trapo lo pone de buen humor. Algunas parejas ensayan figuras atrevidas lustrando el suelo. La luz tenue y el humo no dejan ver con claridad.
Acodado en la barra, enciende un cigarro y hace un paneo por todo el salón, algunas muchachas miran insinuantes, pero él busca a otra.
─Juan, poneme un trago, bien fuerte.
─Mirá ¡ahí la tenés a la moza! 
─ Le apunta Juan .
Toma un sorbo como para darse ánimo. Se da vuelta y ahí está ella ¡Más linda que nunca! Con un vestido color manteca que dibuja su cuerpo, los labios rojos y ese andar sensual y provocador que lo vuelve loco. 
La orquesta se descuelga con un tangazo. Un tipo alto y vestido de negro le habla por lo bajo, la toma del brazo y la lleva a la pista. Se queda ensimismado mirando como la pareja baila con requiebros estudiados.
Se acerca despacio:
─ Disculpe Don, ¿me permite? Me parece que la señorita quiere cambiar de compañero.
Ella, entorna los ojazos y sonríe tímida.
─ Sí ¡Claro amigo, faltaría más!! Toda suya. Sonríe con sorna 
y se da media vuelta.
La abraza con suavidad, ella se aprieta contra su pecho mimosa. 
 La sensualidad se adueña del momento, solo ella, él y “Por una cabeza”.. 
La cadencia del tango los envuelve, los atrapa en una telaraña de pasión.
Un empujón, la sorpresa ¡Un puñetazo tan fuerte! que cae derrumbado.
Los golpes vienen de todas partes, no puede ver.
Solo quiere que paren. Los gritos de la gente y el murmullo, los
escucha muy lejos.. no sabe qué pasa. Todo se vuelve oscuro, solo siente que lo arrastran por el suelo.
De pronto, la música comienza a sonar de nuevo.
"Por una cabeza, si ella me olvida 
qué importa perderme, mil veces la vida 
para qué vivir... "
Siente un paño mojado en la frente y un poco de alivio.
─ ¡La pucha, hay que tené mala pata pa elegí las minas che!
Abre los ojos y un poco borroso ve a Juan.
A duras penas puede sentarse. El traje desgarrado, la camisa celeste clarita salpicada de algunas gotitas de sangre, la corbata arrugada. Los bailarines hacen un círculo como si él fuera el payaso del circo y murmuran por lo bajo.
Enseguida alguien ordena: 
─ Bueno, señores aquí no ha pasao nada. ¡A seguir con la milonga! Que los asuntos de polleras se arreglan afuera.
Algunos aplauden, la pista se llena poco a poco ¡Y a lustrar el suelo! 
El director de la orquesta anuncia un bis del tango más lindo del mundo.
La música inunda el salón y se mete hasta en los huesos. Un muchachito le entrega un papel con letra de mujer.
"Para Gerardo:
Boedo 235 segundo piso"
Juan, murmura:
─ ¡Vos sos dueño che! 
─ cada uno se muere como quiere.







52 comentarios:

  1. Muy buen relato, Mirta. Un ambiente muy bien conseguido. Mucha suerte en el concurso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Marta! Qué bueno encontrarte aquí, siempre te leo en la revista que compartimos. Gracias por tus palabras. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Me ha fascinado el relato con esos toques de adrenalina en la milonga. Pero la pela que le dio el Don le cayo de maravilla. Al fin consiguió lo que deseaba. !Suerte en el concurso! =0)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Yessy!Por tu generoso comentario.lo he narrado con el lenguaje propio de ese ambiente. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Rotunda historia, con mucha fuerza. Mantiene el interés en cada línea. ¡Te deseo mucha suerte en el concurso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy agradecida Pilar por tu lectura y comentario. Un abrazo.

      Eliminar
  4. Gracias, Mirta, por participar con este relato en EL TINTERO DE ORO. Un fuerte abrazo y suerte!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias a ti David! Un placer para mí. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  5. Espléndido relato, compañera. Música, seducción y escarmiento. Pero la recompensa le espera a Gerardo a la vuelta de la esquina. Has logrado describir el ambiente que envuelve a sus protagonistas de una forma impecable.
    Saludos y suerte el concurso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Josep! Por la lectura tan atenta del relato. Un honor para mi tu opinión. Un abrazo.

      Eliminar
  6. Pobre Gerardo, por el momento se ha quedado sin su tango. Ojalá escuche el bandolión en la dirección señalada.
    ¡Mucha suerte en el concurso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Beatriz! por leer y comentar mi relato- Un abrazo.

      Eliminar
  7. ¡Hola Mirta! Un relato que te ha quedado espléndido. Se puede percibir la atmósfera porteña de la milonga en una miríada de detalles que se esparcen en la trama. Me ha gustado mucho el modo en que introduces la pelea y cómo la combinas para llegar a un desenlace perfecto.
    Mi mejor deseo para el concurso. ¡Mucha suerte!
    Ariel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Te agradezco mucho Ariel! tu lectura con detalle y tu opinión analizando el escrito del modo que lo haces.
      Gracias por animarme. Un abrazo.

      Eliminar
  8. Intensa historia de amor que mantiene el interés en cada frase. Con mucho dinamismo y una gran fuerza que engancha, o al menos a mí me ha enganchado. ¡Mucha suerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Pilar! Por leer y dejar tu opinión con un comentario tan bonito. Un abrazo.

      Eliminar
  9. Hola Mirta ¡Lindo Che! con todo ese vocabulario argentino, el son de la milonga y las descripciones de ese rito de seducción que me parece el tango. Has conseguido ese ambiente y ese despliegue de palabras al compás con un desenlace con éxito para Juan, la consiguió, y es que algunas mujeres se pierden por provocar una pelea, es el instinto animal jeje que se lleva dentro. Muy grato leerte; nos seguimos por aquí en el Tintero de oro. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Ay Emerencia qué gracia me ha hecho tu expresión argentina. Se nota que tienes una idea perfecta de lo que eran las milongas..Solo un pequeño apunte el muchacho es Gerardo, Juan atiende la barra y lo ayuda..Me encanta tu comentario, ¡muchas gracias! y para mí también es un placer leerte. Un abrazo.

      Eliminar
  10. Hay veces en que los sacrificios no nos parecen sacrificios.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es David, te agradezco la lectura del relato. Un abrazo para ti también.

      Eliminar
  11. La alegría de una noche en la que la música y el baile serán bien avenidos descolocan debido a los sucesos y el final, imprevisible.
    Suerte en el concurso.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Karen! Por la lectura y el comentario.

      Eliminar
  12. Bien ambientado, con esa jerga porteña que nos mete en el relato y casi nos hace vivirlo en primera persona, me ha dolido hasta el golpe que se llevó el pobre Gerardo. Bien los diálogos que nos ayudan a acompañar la escena y conocer a los personajes. Te deseo mucha suerte en el concurso Mirta. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco Jorge tu generoso comentario. He tratado de recrear el ambiente y usar un lenguaje con acento argentino porque de otro modo no sería lo mismo. Gracias por apreciarlo. ¡Saludos!

      Eliminar
  13. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  14. Hola Mirta, por fin he podido venir a leerte.
    ¡Vaya trabajo el tuyo!, a mí, que soy de otro país y de otro continente donde hasta las estaciones son contrarias a las vuestras, me llama la atención éste relato de espíritu tan porteño… ella vestida de negro de raja a un lado, tacos o tacones altísimos, y él el pelo engominado, brillante, impregnado de colonia barata….todo muy canalla a media luz, entre guapos y compadritos. Si Ruben Blade no fuera mitad panameño, mitad colombiano, y en vez de poeta salsero fura tanguista porteño, seguro que casaría con tu relato aquella canción de Pedro Navaja que dice:Por la esquina del viejo barrio la vi pasar, con e “tumbao” que tienen los guapos al caminar…

    Y aunque utilizas términos en lunfardo (cómo debe ser), se entiende perfectamente y casan en el contexto de las oraciones y del relato.

    ¡Muy bien Mirta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Isabel! Aunque ya hace muchos años que no vivo allí, he nacido en Buenos Aires, y me ha gustado escribir este relato no solo con el acento argentino sino también como bien dices, con palabras del lunfardo que sé que todos entienden, porque en toda España se conoce el tango y gusta mucho. De alguna manera le debía a mi ciudad esta especie de homenaje. La inspiración nace de este precioso tango de Carlos Gardel.. Gracias por tu comentario y lectura tan atentos. ¡Un abrazo!

      Eliminar
  15. Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Betty! Por leer y dejar tu comentario. ¡Saludos!

      Eliminar
  16. Me he sentido atrapada por tu lenguaje, Mirta, dejándome llevar como si del tango se tratara.
    La última frase no tiene desperdicio, genial.
    Te deseo mucha suerte en el concurso El Tintero de Oro.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chelo, te agradezco muchísimo tu tiempo para leer y tu comentario tan bonito. Un honor para mí que te haya gustado. Un abrazo.

      Eliminar
  17. Enrique Santos Discépolo, definió al tango como «un pensamiento triste que se baila” El tango, originario del Mar de Plata, lo describiría como la fusión de dos amantes entrelazados. Me gustó la pieza que utilizas en el video, que sólo conocía por la película de “Perfume de mujer”. He conocido diferentes escritores argentinos, en las webs en las que he escrito, y la verdad, hay todo un arte en torno al tango.
    En tu relato, bien construido se trasluce los problemas que le ocasiona una “mina” (mujer) en una relación un tanto complicada, dónde se intuyen los celos, amores prohibidos. Celebro que te presentes también al certamen de “El tintero de Oro”. Conocerás a muy buenos escritores, en el mundo Blogger.
    Un abrazo literario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lola, muchas gracias por leer mi relato. Sí, el tango es la música por excelencia del Río de La Plata, de Buenos Aires. Este precioso tango, cuya letra pertenece a Alfredo Le Pera y la música única y sensual.. a Carlos Gardel es uno de los más emblemáticos. La escena de "Perfume de mujer" creo que ayudó a difundirlo, Al Pacino le hace honor al bailar como lo hace, perfecto. La orquesta que suena en de este vídeo es la del gran maestro argentino Astor Piazzolla. Un abrazo.

      Eliminar
  18. Mientras lo leía, tenía la sensación de que estaba viendo una película. Precioso relato, con final complicado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ana, un halago para mí tu comentario. Gracias por dedicar tu tiempo para leer. Un abrazo.

      Eliminar
  19. Hola Mirta; muy buen ritmo que toma este relato de noche de fiesta en busca del amor que con el final sugerente, parece que se logra, me encantó en tono.
    Feliz 2018 y mucha suerte en el concurso!!

    ResponderEliminar
  20. Hola, Mirta.
    Gracias por compartir este musical relato a través del cual se ven sus escenas y casi hasta se viven, se bailan. Me ha gustado de veras este bello texto.
    Te deseo mucha suerte en el concurso.
    ¡Feliz año 2018! Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo te agradezco mucho a ti Patxi, por tu tiempo para leer, y tu hermoso comentario. ¡¡Feliz Año Nuevo 2018!! Un abrazo.

      Eliminar
  21. Sensual historia a cargo de un tango y sus protagonistas, muy bien ambientado con todos los tintes que requiere la situación, pasión y tango.
    Genial combinación.
    Un abrazo Mirta.
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Muchas gracias Puri! Por detenerte a leer y por este comentario tan generoso. ¡Un abrazo!

      Eliminar
  22. Hola Mirta.

    Me encanta el color que le ha dado a tu relato, le otorga personalidad. Existe por derecho propio.

    Ha sido una gozada dejarme llevar por tus palabras. Cada uno se muere como quiere ;).

    Suerte en el concurso.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy agradecida Jean, por tu comentario. Aprecio mucho tu opinión. Un abrazo para ti.

      Eliminar
  23. Hola Mirta estaba repasando las lecturas que había hecho de los relatos del concurso y me he dado cuenta que no se guardó el comentario que hice, disculpa no sé qué hice.

    Tu relato me ha parecido muy sugerente justo como esa música con la que lo acompañas, sensual como el tango que he imaginado mientras te leía, e imprevisible como ese final con el que lo acabas y es que cada cual elige cómo quiere vivir. El lenguaje que usas muy apropiado para una noche poco corriente.
    Mucha suerte en el concurso.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Muchas gracias Conxita!! Por tu lectura y este hermoso comentario. Es una alegría para mí contar con tu opinión. Un abrazo.

      Eliminar
  24. Un relato estupendo, con una forma de contarlo que te envuelve. Un placer leerte. Llego hasta tí gracias al Tintero de Oro.

    Un abrazo y mucha suerte.

    ResponderEliminar
  25. ¡¡Muchas gracias Mer! Por leer y comentar tan bonito. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Qué maravilla, Mirta. Introduces muy bien en el ambiente al lector y le mantienes en vilo. Me ha encantado. Felicidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Rocío!! Me alegra tanto que te haya gustado. Un abrazo.

      Eliminar
  27. Precioso el relato y precioso el lenguaje porteño que me encanta. Escogió mal la mina el personaje. ¿Se ha encaprichado de la del cafishio? Que no le pase nada...
    Mucha suerte, Mirta.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Rosa!! ¡Sí que conoces el lenguaje de la milonga! Gracias por tu comentario. Besos.

      Eliminar
  28. Buen relato, Mirta. El lenguaje es fascinante.
    Suerte en el concurso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Sara! Me da mucho gusto que hayas leído y comentado mi relato. Un abrazo.

      Eliminar