sábado, 27 de octubre de 2018

Lluvia

Llueve una lluvia serena y limpia
llueve sobre el campo, 
empapa las ventanas
duele su pureza pesada y suave
llueve en los pinares,
en los álamos desolados
el cielo gris se queda impávido mirando
la calle desierta, 
la lluvia muda y clara
no hay prisas para que cesen
 las gotas que nublan los cristales,
susurros de olvidos
nostalgia de caricias.
Llueve en silencio,
mientras octubre bosteza indiferente
 culpo al verano que ha escapado
ingrato como una golondrina.




6 comentarios:

  1. Hola Mirta:
    Como muestra de admiración y afecto te he nominado para el premio Blogger Recognition Award. Si quieres aceptarlo, puedes recogerlo en “Hasta que el esplendor se marchite”:
    https://hastaqueelesplendorsemarchite.blogspot.com/p/nominaciones.html
    Un afectuoso saludo.
    Ariel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido amigo ¡¡muchísimas gracias!! Claro que lo acepto y te lo agradezco. Una hermosa sorpresa en este domingo de otoño gris y lluvioso. Pasaré como me has indicado a recogerlo. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Ver llover detrás de los critales tiene para mí un encanto especial. La lluvia inspira a los poetas poemas como este y a los que no lo somos, cualquier cosa emocionante. La lluvia, no solo en Sevilla, es una maravilla, jajaja (ni no hace destrozos, por supuesto, jeje).
    Una lluvia de abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy agradecida por tu bello comentario. Sí, la lluvia serena tiene ese no se qué...a esa lluvia están dedicados mis humildes versos. Un abrazo amigo.

      Eliminar
  3. Ah, y enhorabuena por el premio al que te ha nominado Ariel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Josep, una bonita sorpresa que me ha regalado nuestro amigo. Muy generoso de su parte. Otro abrazo.

      Eliminar