sábado, 14 de julio de 2018

Verano


La  luz del sol se cuela sin permiso

atrevida, irreverente

incita al ocio, a la pereza

al sosiego

arde el campo a la hora de la siesta

juegan los niños

con sombreritos de colores

bajo la sombra de los árboles

enamoran a la brisa con su magia

tal vez son solo una ilusión

la juventud y la alegría del estío

  los geranios visten de rojo 

los balcones

atardeceres perfumados de lavanda

caminar descalzos en la arena

  las caricias del mar saben a sal

 sinfonía de olas, un cielo añil

para perdurar la plenitud y el goce

que solo tienen

los días del verano.










4 comentarios:

  1. Verano, divino tesoro. Bellas palabras para traducir unas bellas sensaciones.
    Un abrazo estival.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amigo, hermoso es también lo que dices. Otro abrazo para ti.

      Eliminar
  2. Unos versos bucólicos y veraniegos... que dan ganas de estar de vacaciones para siempre Miry.
    ¡Pero qué bonitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Isabel! Por leer. El verano es para disfrutar todo lo que se pueda.

      Eliminar