miércoles, 30 de mayo de 2018

Paisaje 

Un gris tenue tiñe la mañana
 se adueña del azul y de la luz,
el campo es un océano verde
 la hierba se agita en olas ondulantes
 cantan los pájaros, 
ninguno entiende
el canto de los pájaros
sufren, aman, claman, mueren
llueven lágrimas sobre el camino
el viento apresurado las borra, las olvida
nubes oscuras negocian con el sol
el mágico milagro del arcoíris,
los niños quieren atraparlo
 una dolorosa ternura
opaca mi mirada
las ovejas pastan impasibles
los colores se difuminan en el aire,
mientras la tristeza 
se mece entre los árboles.






4 comentarios:

  1. Nostálgicas letras en las que se presiente un preludio de tristeza.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Francisco te agradezco muchísimo, no había visto tu comentario. Gracias por acercarte. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Hola Miry,
    Una brisa que se adueña de la tristeza.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Irene, por tu tiempo y tus bonitas palabras. Un abrazo.

      Eliminar