miércoles, 22 de noviembre de 2017

El Viaje.

Pedro apura el paso, cada tanto voltea, tiene la certeza de que alguien lo sigue.
Cada vez más cerca, puede sentir el respirar jadeante, el chasquido de la hierba al quebrarse. Solo piensa en la  mala idea que ha tenido en querer volver andando. Se lo habían advertido, ahora es tarde para arrepentirse. Ya casi alcanza la carretera, las luces de un coche lo enceguecen. Al llegar junto a él se detiene, la muchacha al volante le abre la portezuela, y con un gesto seductor lo invita a subir.

─¿Puedes llevarme hasta el pueblo?  pregunta ansioso.

─¡Claro! voy para allí.

Pedro no lo piensa, no tiene tiempo. Sube de prisa, se sienta y suspira aliviado.
La conductora, vestido negro, cabello negro y unos ojos negros de mirada penetrante lo observa por el espejo retrovisor.

─ ¿No te da miedo levantar a un desconocido en el camino a estas horas? pregunta Pedro.

─No, no tengo miedo.

─ ¿Y si es alguien que te quisiera robar, qué harías?

─No pienso en eso.

─¿Y si alguna vez intentaran matarte?

─ No, nunca tengo miedo.

─ Creí que me seguían, fue horrible, por suerte apareciste.

─ Entiendo, pero no sé qué es el miedo. Yo debo hacer mi trabajo.

─¿Y qué es lo que haces?

En la siguiente curva acelera a la máxima velocidad ante el estupor de Pedro, que no atina a pronunciar palabra alguna y se desvía del camino sin control por la pendiente hacia el acantilado. 
La misteriosa conductora del vestido y los ojos negros contempla en lo profundo del precipicio el coche destrozado entre las piedras, iluminado por la fría luz de la luna.
Sonríe con una mueca macabra, acomoda displicente su largo cabello negro, y se desvanece en la noche..





41 comentarios:

  1. Un relato cargado de misterio, Mirta, y muy bien escrito. El destino de cada cual está a la vuelta de la esquina, por más que nos empeñemos en dejarlo atrás. ¡Muy bueno!

    Un saludo y mucha suerte en el concurso del Tintero de Oro.

    ResponderEliminar
  2. Hola Mirta,
    Vengo a partir de la iniciativa de David.
    Muy buen relato, pobre hombre cuando se creía salvado, el destino le juega una muy mala pasada.
    Mucha suerte en el concurso.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Hola Mirta.
    Me ha encantado la tensión de la escena y los diálogos que nos van llevando, que nos inducen, a pensar en un desenlace inquietante, lo cual confirmamos en el impacto de los párrafos finales. Muy buen relato.
    Te deseo la mejor de las suertes en el concurso. Un saludo.
    Ariel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Ariel, por visitar el blog y leer mi relato. Un placer compartir contigo. ¡Saludos!!.

      Eliminar
  4. Hola Julia C, ¡Muchas gracias! por leer y comentar. Nos vemos en El Tintero..

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. El mal nos puede alcanzar de la forma más inesperada y terrible.
    Un relato cargado de miedo y terror, Mirta. Mucha suerte.

    ResponderEliminar
  7. Gracias, Mirta, por participar con este relato en EL TINTERO DE ORO. Un abrazo y suerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mirta Calabrese De Luca28 de noviembre de 2017, 8:35

      ¡¡Muchas gracias a ti David! Por permitirme participar en tu proyecto. Un abrazo.

      Eliminar
  8. Sorpresa final, el conductor que se creía salvado y acaba de la peor manera. Por un instante tu relato me ha recordado esa leyenda urbana de la mujer de la curva.
    Suerte en el concurso.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mirta Calabrese De Luca1 de diciembre de 2017, 13:33

      Gracias! Conxita ¡por leer!Bueno,ya te imaginas quién es ella...la que tiene que hacer«el trabajo..»

      Eliminar
  9. Si es que uno no puede ya fiarse ni de su sombra. Jamás debió subir al coche aunque, claro, si pensaba que le seguían...¡Menudo dilema!
    Suerte en el concurso el Tintero de Oro, Mirta. Gracias a él vengo (y me quedo).
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Chelo!! Un gusto compartir contigo. Sí, a veces en momentos difíciles es complicado poder confiar.

      Eliminar
  10. Hola, Mirta. Tu protagonista, ¡pobre él!, estaba sentenciado de antemano, no tenía escapatoria posible. Tu texto desvela y adorna con éxito esa sensación tan evidente, te felicito por ello y te agradezco que lo hayas compartido con nosotros.
    Te deseo suerte en el concurso.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. ¡Muchas gracias Patxi! Por tu tiempo. Un abrazo para ti.

    ResponderEliminar
  12. Mirta un relato donde el destino ya estaba sentenciado. Pobre hombre creía ser salvado y le ocurrió todo lo contrario. ¡Suerte en el concurso! Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy agradecida Ma. del Carmen por tu lectura. Gracias y nos vemos en El Tintero.. Un abrazo para ti.

      Eliminar
  13. Hola Mirta, creo que este es el último relato que me faltaba por leer de las aportaciones del Tintero de Oro.
    Pedro subió a la parte de atrás del coche ¿no? ya que la chica lo miraba desde el espejo retrovisor.
    Inquietantes desde el principio al final...la noche, la luna, la sensación de que lo seguían, la chica de los ojos negros vestida de negro...
    Suerte en el concurso compañera
    Hasta pronto Mirta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Tara! Sí, Pedro se sienta en el asiento de atrás..Me encanta tu lectura tan detallada. Conozco a David de otro grupo y es la primera vez que participo en su proyecto. Un placer compartir contigo. Un abrazo.

      Eliminar
  14. Hola Mirta!!! Qué disfrute leer tu relato!!! Todo hacía suponer un desenlace temido, pero no ese!!! Me gustó mucho visitarte por aqui. Te deseo buena suerte en el concurso y te envío muchos cariños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Vivian! Por leer y por tu generoso comentario. Un abrazo.

      Eliminar
  15. Hola Mirta, me gusta el relato, con algunos matices que no vienen al caso , al menos para comentarlos públicamente.
    Gracias por la publicación

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Don! Por leer el relato. Me gustaría que me digas cuáles son a tu criterio esos matices, ya que estamos aquí para aprender un poco más cada día. Te agradezco si quisieras, puedes comunicarte a mi correo mirycalabrese51@gmail.com ¡Saludos!

      Eliminar
  16. Hola Mirta.

    Le has dado una espléndida vuelta de tuerca a "la chica de la curva".

    Me ha gustado.

    Mucha suerte en el tintero.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Jean! La muerte estaba buscando a mi protagonista, lo encontró e hizo "su trabajo.."
      Me atreví con este micro, todavía no nos conocemos, pero casi siempre escribo sobre el amor. A veces intento cambiar un poco..no sé si lo logro. Un abrazo y gracias de nuevo por leer.

      Eliminar
  17. Pobre Pedro, más le hubiera valido seguir andando ya arriesgarse a... lo que fuera. pero fue a caer en las peores manos.
    Muy bueno. Mucha suerte.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Rosa! Sí, así es..Pero parece que tenía que encontrarse con ella. Lo fantástico de escribir es que uno luego se desprende de los personajes, los mira, los observa y puede hasta opinar sobre lo que pudieron o debieron hacer. Y cada lector lo hace a su manera. Gracias por compartir. Un beso para ti.

      Eliminar
  18. Pues fue peor el remedio que la enfermedad!! Inquietante relato, muy logradas las sensaciones.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. ¡Gracias David! Por leer y por tu comentario. Otro abrazo para ti.

    ResponderEliminar
  20. Muy bueno Mirta!!
    Esta muerte que llega y realiza su obra disfrazada por esta misteriosa mujer que no conoce el miedo. Una idea que a mí me enloquece, las carreteras de noche y sus misterios.
    Me encantó leerte!
    Suerte en el concurso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Diana! Qué perfecta interpretación has hecho de mi cuento. Si tenía alguna duda del mensaje que quise expresar, ya no la tengo. Seguimos compartiendo en El Tintero de Oro. Un abrazo.

      Eliminar
  21. Un relato inquietante y cargado de tensión que pode de manifiesto que nunca se debe subir al coche deun desconocid@,... al menos por la noche.

    ResponderEliminar
  22. Hola Mirta vine a través de David y su concurso del tintero de oro. Un gusto descubrir tus letras a través de ese relato inquietante ¿de quién huirá tu protagonista? si es de sí mismo encontró ya un final. ¿Quién dijo miedo? Y es que no podemos fiarnos de nadie ya. Un buen relato que te lleva a un final que no esperas, aunque podría pasarle de todo a tu protagonista. Un abrazo

    ResponderEliminar
  23. ¡Muchas Gracias Emerencia! Por tu tiempo para leer y comentar. También te digo que me encanta compartir contigo estas letras que van surgiendo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. La muerte como perseguidora vital y como salvadora en ocasiones. Me gusto la sencillez y el mensaje que arrastra.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  25. Hola, Mirta. Está claro que no hay atajos que nos libren de nuestro destino. Bien lograda la inquietud del personaje.Suerte en el concurso. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Lana! Muy agradecida por la lectura de mi micro. Seguiremos compartiendo. Abrazos.

      Eliminar