domingo, 15 de mayo de 2016

Fin de juego.


Aquella estantería de madera lustrosa era su orgullo, tan ordenada y perfecta
Cogía el libro, leía un capítulo y volvía a ponerlo en su lugar.
Cada día lo hallaba en otro estante. Lo buscaba ansioso hasta encontrarlo.
Le apasionaba el juego cómplice que se había creado entre los dos.
Cuando agotado abandonó la búsqueda, vio aquel papel escrito con
tinta roja que decía: ”Soy un libro perdido”..

Texto: Mirta Calabrese.

Microrrelato elegido finalista en el Concurso de Libripedia de Diversidad Literaria.
Publicado en la Antología del mismo nombre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario