domingo, 3 de abril de 2016

Atardecer.

Ese momento en que el sol agoniza
y las sombras le ganan a la luz,
tengo la ingenua certeza que no vendrás,
pero aún así te espero.
en los últimos instantes
en que el día se desangra en colores
en una puesta en escena única e irrepetible,
cierro los ojos, imagino que llegas,
luego los abro, y me quedo sin ti.




2 comentarios: