lunes, 4 de mayo de 2015

"Cuando éramos niños"

        

        Cuando éramos niños el mundo era inmenso, la luna un misterio, el campo infinito, los árboles gigantes.

Cuando éramos niños miles de preguntas revoloteaban en nuestra cabecita buscando respuesta..
Cuando éramos niños todo lo teníamos con una gran imaginación.
Jugábamos en la vereda y en la calle después de "tomar la leche” cita obligada; nada había que temer, con la sola promesa de regresar antes que se oculte el sol ...
Cuando éramos niños no había video juegos, ni cable, ni tele en color, ni teléfonos celulares, solo teníamos muchos amigos, nuestros padres a veces no sabían donde estábamos y no pasaba nada.
Cuando éramos niños comíamos dulce a voluntad, pan con mantequilla y hasta compartíamos cualquier bebida con azúcar que se compraba en el quiosco de la esquina y nadie se moría.
íbamos a pie o en bici a la casa de los amigos, entrábamos sin llamar. Bebíamos agua del caño de la fuente de la plaza ..
El helado más delicioso, era el que hacía tu mamá.
Cuando éramos niños ser feliz era más fácil, la soledad no era un temor, la maldad no existía y la tristeza se iba tan rápido ¡tan rápido!!
En la escuela había malos y buenos estudiantes, unos pasaban y otros repetían, no nos llevaban al psicólogo y no se hablaba de falta de concentración y niños hiperactivos,  a lo sumo éramos muy inquietos y revoltosos.
Teníamos libertad, fracasos, éxitos y también deberes.
Cuando éramos niños, no éramos ni mejores, ni peores, solo éramos niños ..
Cada uno de nosotros  lleva a ese pequeño muy hondo en el corazón.
Si eres capaz de inventar, reírte, llorar, sorprenderte, como lo hacíamos; tu niño está ahí, intacto y listo para devolverte la magia.









5 comentarios:

  1. Muy bueno!!! me encantó...nos hace revivir la niñez.

    ResponderEliminar
  2. Sigo en mi intento de comentar, y no lo logro...una vez mas pruebo.

    Oscar.

    ResponderEliminar
  3. Ahora si!!!!! hermoso tu blog, me detuve en esta porque el tema de la niñez trasciende todo, etnias, idiomas, credos. Todos sin excepción guardamos ese maravilloso recuerdo que nos deja nuestra infancia que recreamos con la de nuestros hijos, y a esta altura de la vida ademas, recibimos el maravilloso regalo de participar de la de nuestros nietos.

    Oscar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Oscar!!!!! por pasar por aquí, me alegra que te haya gustado mi escrito recordando la niñez de esta época, la nuestra, bastante distinta a la que viven hoy muchos niños.

      Eliminar